Una exposición en honor a Josef Lada, en el 60 aniversario de su muerte

Se celebra una exposición que conmemora el 60 aniversario de la muerte del emblemático pintor checo Josef Lada.

Foto: Eva TurečkováFoto: Eva Turečková La Casa Danzante, en el centro de Praga, ha sido el edificio elegido para llevar a cabo una exposición de Josef Lada, que ya llena varias de sus plantas con cuadros del autor checo. Josef Lada nació en Hrusice, un pequeño pueblo de Bohemia Central, en 1887. Durante su adolescencia se trasladó a Praga, y muy pronto comenzó a publicar caricaturas e ilustraciones en periódicos con las que fue haciéndose conocido. Pero su obra no solo consta de ilustraciones, también escribió algunos cuentos y películas animadas para niños.

En la realización de la exposición ha participado, además, el nieto del pintor, que al igual que su abuelo, se llama Josef Lada. Y como explica a la Radiodifusión Checa, ya percibía desde su infancia una atmósfera artística en la familia.

“Mi madre era pintora académica y trabajaba en casa, mi padre, como editor, cuidaba de la obra de mi abuelo y trabajaba también en casa, así que lo viví todo de primera mano. Me di cuenta desde mi más temprana infancia“.

El gato Mikěš, foto: Eva TurečkováEl gato Mikěš, foto: Eva Turečková Josef Lada creó algunos personajes míticos en sus cuentos e ilustraciones que a día de hoy siguen siendo conocidos por los niños. Buena muestra de ello es el gato Mikeš, un gato que habla y que vive numerosas aventuras junto a otros compañeros animales. O, por ejemplo, Hastrman, un espíritu del agua del folclore eslavo que guarda las almas de los ahogados. Aunque sin duda, uno de los trabajos con los que ganó más renombre fue en su participación como ilustrador de la famosa novela El buen soldado Švejk, del escritor Jaroslav Hašek.

Otro punto de interés en la vida y obra de este autor es que no es posible hacer un listado totalmente preciso de sus obras, pues estas se encuentran repartidas por innumerables sitios, como comenta Josef Lada (nieto).

Josef Lada, el nieto de Josef Lada, foto: Eva TurečkováJosef Lada, el nieto de Josef Lada, foto: Eva Turečková “Respecto a eso, no existe una lista de obras, es difícil decirlo. Según las estimaciones, entre las obras clásicas, existen unas 550. Pero es muy difícil asegurarlo. Eso se debe a que Josef Lada también pintó durante la Segunda Guerra Mundial para sobrevivir y especialmente a que en los años 50 pintó por encargo para diferentes coleccionistas privados, por lo que su obra está repartida por toda la república“.

Si bien es cierto que este autor es profundamente admirado y conocido en la República Checa, su presencia en el extranjero siempre ha sido más modesta. Esto puede deberse a que su obra está compuesta principalmente por motivos checos, según afirma el nieto del autor.

“Son más bien motivos puramente de la cultura y los cuentos checos, por lo que para las personas de otros países puede ser bastante incomprensible. Todas estas escenas de cuentos: el sereno, las hadas, el duende del agua…Pero hay una gran representación de checos por todo el mundo, y especialmente en los estados vecinos, por eso allí la obra de Josef Lada también es popular“.

Precisamente en un estado vecino, en Eslovaquia, se prepara ya una exposición para el año que viene de este entrañable autor, que falleció en Praga en 1957. La actual exposición en la Casa Danzante de Praga permanecerá abierta al público hasta el 1 de abril de 2018.