Oposición propone introducir el idioma romaní en las escuelas

El idioma romaní podría ser aplicado en el sistema de la enseñanza checa. Así lo propone el opositor partido TOP 09, que considera esa eventualidad de una significativa y necesaria ayuda a los niños gitanos que inician la enseñanza escolar obligatoria.

Anna Putnová, foto: Archivo de TOP 09Anna Putnová, foto: Archivo de TOP 09 El partido TOP 09 propuso que los escolares gitanos puedan estudiar algunas asignaturas en idioma romaní. Muchos niños gitanos no dominan el checo, ya que en casa hablan sólo romaní, por lo que la enseñanza parcial en su idioma ayudaría a eliminar las barreras idiomáticas y facilitaría el estudio a esos niños, sostiene Anna Putnová, diputada del partido TOP 09 y autora del proyecto.

”Proponemos aprovechar el romaní a modo de un idioma auxiliar. Muchos niños gitanos, en especial los que inician la enseñanza escolar obligatoria, vienen de un ambiente específico, donde sólo se habla romaní. Al entrar en la escuela donde se habla y enseña en checo, les cuesta adaptarse, ya que no entienden nada al comienzo. En el primer y segundo años de primaria los niños gitanos se sienten incómodos por ello y algunos llegan a odiar la escuela. Consideramos importante que se sepa más de este problema, que se resuelva de alguna manera, que los escolares gitanos puedan estudiar en un ambiente amistoso y que les entienda”.

Foto: ČT24Foto: ČT24 Los demás partidos parlamentarios no descartan del todo esa eventualidad a la vez que advierten que la aplicación del idioma romaní en la enseñanza llevaría a una nueva segregación de los escolares gitanos, creando clases puramente gitanas. Y este tema es muy sensible en el país, donde desde hace tiempo se debate si conservar o no las llamadas escuelas básicas ‘prácticas’, de menor exigencia académica que las normales, pensadas para los niños discapacitados pero donde suelen acabar también muchos escolares gitanos que no logran entrar en la escuela normal.

Jindřich Fryč, foto: Archivo del Ministerio de EducaciónJindřich Fryč, foto: Archivo del Ministerio de Educación El Ministerio de Educación calificó el proyecto de interesante pero insistió en que conlleva el peligro de segregación de los escolares gitanos. Además, el romaní tiene muchos dialectos, lo que complica su introducción en la enseñanza. Expertos del ministerio defienden una mayor integración de los gitanos en la sociedad mayoritaria. Existen otros caminos para ayudar a los escolares gitanos, afirma Jindřich Fryč, viceministro de Educación.

”La Ley de Enseñanza permite introducir el romaní en las escuelas básicas como una asignatura facultativa, al igual que en el caso de otros idiomas. Pero nuestro objetivo en el caso concreto de los gitanos es crear condiciones adecuadas para que este grupo minoritario se integre en el mayoritario. Consideramos sumamente importante enseñar a los niños gitanos el idioma checo a partir del parvulario. O sea que la tarea primordial es que todos los niños gitanos asistan a los centros preescolares donde les prepararán para la entrada en la escuela. Luego les resultará más fácil adaptarse al sistema de enseñanza ya el primer año de primaria”.

Foto: Archivo de Radio PragaFoto: Archivo de Radio Praga El ministerio promueve igualmente cursos suplementarios de checo para escolares gitanos en los primeros dos años de la enseñanza básica y un mayor aprovechamiento de asistentes que les ayuden a estos niños con el aprendizaje. Esta forma de ayuda es respaldada también por la mayoría de las organizaciones gitanas del país.

El proyecto de TOP 09 para el aprovechamiento del idioma romaní en la enseñanza de algunas asignaturas en las escuelas de enseñanza básica checas será debatido en la próxima sesión del Comité de Educación de la Cámara Baja checa que tendrá lugar en mayo próximo.