El Carnaval de Žižkov, una fiesta multicolor para todas las edades

El Carnaval de Žižkov es uno de los más concurridos entre los que se celebran cada año en la capital checa. Además de degustaciones de la tradicional matanza del cerdo, ofrece un rico programa cultural para niños y adultos. Los festejos culminaron con un desfile multicolor de máscaras, malabaristas, músicos y gente del barrio.

Centenares de personas se juntaron este martes en el desfile carnavalesco del barrio de Žižkov, en Praga. Al compás de la música de una banda de tambores recorrieron las calles locales personas en disfraces de princesa, deshollinador, guardabosques, verdugo, diablo y también de diversos animales, así como gente en vestimentas normales, niños y madres o parejas con bebés en cochecitos. Entre ellos avanzaba un antiguo coche de bomberos, un tren para niños y a la cabeza iba en un automóvil el rey del Carnaval.

Foto: Ivana VonderkováFoto: Ivana Vonderková Sobre la tradición del Carnaval en Chequia habló a Radio Praga Vladislava Hujová, alcaldesa de Praga 3, que incluye el barrio de Žižkov.

”Masopust (Carnaval) es una fiesta tradicional que tiene lugar 40 días antes de la Pascua, en vísperas de la Cuaresma, que esta vez comienza este primero de marzo, el Miércoles de Ceniza. La tradición se conservó sobre todo en las zonas rurales, pero por ejemplo Praga 3, con unos 75.000 habitantes, comenzó a festejar el Carnaval hace mucho tiempo. En 2017 organizamos ya la decimocuarta edición del Carnaval de Žižkov. Éste goza de gran popularidad tanto entre los habitantes de Praga como entre los visitantes de esta capital. Cada año un mayor número de personas participa en el desfile de máscaras, son unas 4.000 personas, incluidas las que van disfrazadas o tienen una máscara”.

El oso, un símbolo de fertilidad

Foto: Ivana VonderkováFoto: Ivana Vonderková La tradición de las máscaras en el Carnaval en Chequia data de los tiempos paganos y tenían su significado. El oso, que no debía faltar en ningún desfile y se le atribuían poderes mágicos, en especial la fertilidad, que el oso transfería tanto a las mujeres como al campo. Para ello las mujeres debían bailar con él. También el ‘pajero’ garantizaba una buena cosecha. Otros disfraces o máscaras simbolizaban las virtudes o vicios de los hombres. Las demás máscaras de animales son de tiempos más recientes.

La multitud y la alegría que reinó entre los participantes del desfile de máscaras este año no dejó a nadie en dudas de que el Carnaval de Žižkov es una fiesta verdaderamente popular a la que las personas vuelven a asistir con gusto todos los años. Lo confirman las palabras del estudiante Václav Němec, quien vino disfrazado de un duende de los lagos (Vodník).

Foto: Ivana VonderkováFoto: Ivana Vonderková “Yo participo en este Carnaval por segunda vez, junto con mis colegas de una escuela media de teatro. Me gustan mucho las maravillosas máscaras y disfraces que aparecen aquí”.

Sus impresiones las compartió con Radio Praga igualmente otro estudiante, Martin Hlubocký, quien vino disfrazado de guardabosques.

“El ambiente en estas actividades es muy amistoso. Debo decir que considero una cosa estupenda el que también en las grandes ciudades se conserven estas tradiciones”.

El rey del Carnaval recibe las llaves

El desfile de máscaras prosiguió a la Alcaldía de Praga 3 donde Vladislava Hujová le entregó al rey del Carnaval las llaves del barrio y posteriormente todos los participantes recibieron gratis una longaniza. En horas de la noche la fiesta culminó con un espectáculo de fuego.

Como recalcó la alcaldesa de Praga 3, Vladislava Hujová, el Carnaval de Žižkov, o Masopust en checo, es concebido como una fiesta familiar, a la que asisten personas de todas las edades.

”Queremos que el Carnaval sea una fiesta para toda la familia. Por ello festejamos casi cuatro días, desde el sábado. También este año el fin de semana estuvo reservado en especial a los niños. Hemos preparado una feria con tiovivos, columpios, teatro para niños y otros programas infantiles en la Plaza de Jorge de Poděbrady. Y los adultos pudieron degustar allí y el domingo en la taberna U Vystřelenýho Oka platos típicos de la matanza del cerdo. El domingo los interesados pudieron asistir asimismo a un paseo comentado por Žižkov. A su vez, el lunes pudieron descansar todos, para luego este martes participar en el desfile de máscaras que culminó en horas de la noche con un espectáculo de fuego”.

Las longanizas no pueden faltar

La alcaldesa de Praga 3 mencionó ya que el Carnaval de Žižkov comenzó el pasado sábado y que las personas que vinieron ese día a la Plaza de Jorge de Poděbrady, en Praga, pudieron apreciar el rico sabor de diversas comidas preparadas con carne porcina.

”Es un período cuanto antaño, después del invierno y antes de la Pascua, todos comían hasta no poder más, cuando en el campo se celebraba la matanza del cerdo. Nosotros rescatamos esa costumbre y en la Plaza Jorge de Poděbrady (Jiřího z Poděbrad) hemos ofrecido al público las delicias de una típica matanza del cerdo checa, o sea, longanizas, bandujo, morcilla, gulash, pastas de manteca y otras”.

El atractivo de la feria y el mercado lo testimonió la gran cantidad de personas que vinieron ese día a la plaza para probar platos de la matanza y compartir con los demás. A la buena atmósfera contribuyó sin duda también el que hizo un buen tiempo, lleno de sol y con temperaturas agradables.

Vladislava Hujová, foto: Ivana VonderkováVladislava Hujová, foto: Ivana Vonderková Junto al puesto de venta por ejemplo del charcutero Josef Pindl había casi todo el tiempo una larga cola de personas ansiosas de probar longanizas y otros productos. Pindl dijo a Radio Praga que ello se debe seguramente al amplio surtido que tienen y a la forma de su fabricación.

”Ofrecemos aquí especialidades tradicionales checas de la matanza del cerdo. Todo es de fabricación exclusivamente manual y tenemos aquí longanizas, morcilla, bandujo, todo lo bueno que nos brinda el cerdo. Y el que tanta gente quiera probar nuestros productos se debe a que todo son productos caseros”.

Muy cerca atrajo nuestra atención otro puesto, donde Tereza Pavlicová vendía una gran variedad de especias, sobre las que nos dijo unas cuantas palabras.

“Tengo aquí las más diversas especias de origen nacional, que además no contienen sal ni glutamatos. O sea que con nosotros no utilizan la sal, sino que para tener sabor la comida le aplican condimentos de los que quieran. Tenemos también especias que se utilizan para la preparación de alimentos en la matanza o sea que el que quiera encontrará aquí algún condimento relacionado con el Carnaval”.

Además de disfrutar de la comida y observar a los niños en los columpios y tiovivos, los que el sábado visitaron la Plaza de Jorge de Poděbrady pudieron seguir las actuaciones de artistas y grupos musicales y escuchar canciones antiguas típicas de Praga.

Según indicó la Alcaldesa de Praga 3, Vladislava Hujová, al tradicional Carnaval de Žižkov han asistido este año entre 5.000 y 6.000 personas.